El Gobierno de La Comuna de París de 1871 PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
COMUNAS - Organización
Escrito por Frenzel Hernández   
Domingo, 29 de Marzo de 2015 23:06

Algunos autores de izquierda aducen que el modelo de gobierno implantado por la comuna fue de carácter proletario o socialista por la participación de la clase proletaria en el alzamiento y toma del poder.

Científicos sociales y pensadores importantes de finales del siglo XIX y principio del XX, razonan dicha característica en que sus acciones de gobierno fueron dirigidas a satisfacer y atender las necesidades e intereses de las clases desposeídas de París. De esto se ha hablado y escrito muchísimo, ya que constituye el mayor legado revolucionario de La Comuna, intentaremos sintetizar algunos de sus logros más importantes centrándonos en los elementos más resaltantes de este fenómeno histórico.

La comuna de París crea una nueva estructura política-administrativa de organización del gobierno, de democracia comunista, establecida al calor del debate y la participación unitaria de todas las corrientes ideológicas del pensamiento revolucionario encontradas en el ejercicio del poder, vale destacar: socialistas, anarquistas, republicanas, sindicalistas y comunistas.

Para ello, crea el Consejo de la Comuna que será el máximo órgano de debate y decisión del pueblo, con una instancia responsable de llevar a cabo dichas decisiones, denominada Comisión Ejecutiva, la cual tendrá competencias legislativas y ejecutivas.  Con similares fines se crean las distintas comisiones que van surgiendo al calor de los acontecimientos y por demanda de los cambios revolucionarios; como las comisiones que se ocuparán de tratar los asuntos de la guerra y organización del ejército, de la salud pública o la aplicación de la justicia, entre otras, que demanda el período post conflicto bélico y el sitio de la ciudad.

Se llamará a la elección de nuevos magistrados para conformar un tribunal que responda a una nueva doctrina de justicia, la justicia pública y gratuita.

Se disuelve al Ejército de herencia Bonapartista, de carácter aristocrático y representante de los intereses de la burguesía, entregándole las competencias de seguridad y defensa nacional a la recién creada Guardia Nacional, constituida por la participación de civiles a la seguridad y defensa militar de la nación, propiciada por la necesidad de ampliar el ejército en medio de la conflagración con Prusia, proceso que la Comuna profundiza con la premisa de democratización del uso de la fuerza y las armas para la seguridad de la patria, en la defensa de todo el pueblo para la defensa de todo el pueblo.

Los comerciantes e industriales que cerraron sus negocios huyendo de París, aumentaron el desabastecimiento e incrementaron los problemas de servicios claves para el normal funcionamiento de la ciudad, agudizando la crisis generada por la guerra, y acarreando otro problema, la pérdida de empleos de los trabajadores producto del cierre de sus fuentes de trabajo. La comuna a través de la Comisión del Trabajo, resuelve la expropiación y toma de las empresas y comercios abandonados, con sus propios trabajadores, para ponerlas a funcionar al servicio de la población de París que demandaba atención a las necesidades generadas por la guerra.

Otra medida requerida con urgencia por la París sitiada y al borde de una epidemia de salud, fue la creación e implementación de un sistema sanitario que garantizara la salud del pueblo afectado por la gran cantidad de heridos, enfermos y muertos causados por la guerra, además de las condiciones de insalubridad de la ciudad que significaban un vector potencial de afección de la salud del pueblo Francés.

Difundido como el ejemplo de La Comuna, consistió en la disposición decretada para fijar el sueldo para los miembros del Consejo y sus comisiones de trabajo como el equivalente al sueldo medio de un trabajador, al igual que para todo funcionario en labores de gobierno.

La Comuna asumió el control de los alquileres, fijando un costo máximo de arrendamiento.  Se condonaron las deudas de los alquileres y préstamos de los bancos a los trabajadores, se liberaron las herramientas y artículos de trabajo empeñadas.  Se prohibió el trabajo nocturno y se adoptaron políticas de higiene en los centros de trabajo, propiciando el respeto a los derechos de los trabajadores.

Se estableció una medida contra la corrupción de los funcionarios de la comuna, prohibiendo la acumulación de riquezas y el aprovechamiento económico por medio del uso de cargos públicos.  Al tiempo que se estableció la rotación y la libre remoción de los cargos de La Comuna.

Se separó la educación pública de la iglesia, decretando la educación laica, gratuita y obligatoria. Se estableció un mecanismo de participación directa de los maestros y profesores en la preparación y realización de los programas y pensum de estudios.  Se propició el estudio y la aplicación del conocimiento científico, restringido por el modelo educativo basado en el conocimiento religioso.

Con la finalidad de cubrir las necesidades y vacantes de servicios técnicos y oficios requeridos por la ciudad, se impulsó un proceso de educación técnica y formación profesional en donde los obreros, artesanos y demás trabajadores de oficios técnicos y profesionales daban clases gratis a los alumnos, las cuales consistían de charlas y prácticas de las labores para prepararlos en sus oficios e incorporarlos a las tareas requeridas por la emergencia de la ciudad.

La Comuna de Paris inspiró a muchos escritores y artistas, que dedicaron obras a contar lo sucedido, filósofos, poetas, pintores, escultores, científicos sociales, literatos, dramaturgos, etc.  Pero, lo más curioso, es que durante los 73 días que duró La Comuna se generó un proceso de inspiración cultural hacia dentro, de participación de los comuneros y comuneras parisinos, promoviendo la aparición de gran cantidad de expresiones artísticas y culturales, especialmente de teatros y se promovió la lectura con la instalación de bibliotecas públicas.  Lo que hizo de este período tan especial para la producción del conocimiento humano en todos los aspectos relevantes a la organización del estado moderno.

El Gobierno de La Comuna de París de 1871
 
Design and SEO by Webmedie
SEO Bredbånd Udvikling Internet