La SIP...otra vez PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
COMUNICACIÓN - Guerra de 4ta Generación
Escrito por Jesús Bermúdez   
Sábado, 25 de Abril de 2015 15:21

A pesar de la enorme desproporción entre los dueños de los nuevos medios de comunicación emergentes al servicio de las transnacionales de la comunicación de la derecha internacional y sus aliados nacionales;  las nuevas agencias internacionales de noticias (RT, Telesur, Correo del Orinoco), las redes sociales, los periódicos digitales, el auge de la radio, los programas de opinión, de información, entretenimiento entre otros, constituyen en la actualidad una plataforma única y envidiable en Venezuela que garantiza la libertad de opinión, el derecho a la información y el acceso a las diversas fuentes y medios de comunicación nacional e internacional de amplio espectro político.

Afortunadamente son los nuevos tiempos en Venezuela y el mundo.  Decir lo contrario es mezquino. Parafraseando a Luis Ignacio  “Lula” Da Silva cuando afirma que: “en Venezuela hay exceso de democracia”, diríamos que en Venezuela hay exceso de libertad de opinión o de libertad prensa como le gusta afirmar a los dueños de los medios de la derecha.

El campo comunicacional burgués latinoamericano con sede en Miami, Florida, a través de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), arremetió el jueves 16 de abril contra el Presidente Nicolás Maduro acusándolo de coartar la libertad de prensa y el derecho público a la información por negarles los dólares para adquirir papel y retirarles las pautas publicitarias oficiales en un contexto de férreo control cambiario, matriz que intentan consolidar en Madrid, Bogotá y Nueva York con mucha dificultad por ser contradictoria e ininteligible en su esencia capitalista y parasitaria.

De lo que no habla la SIP es que la libertad de prensa a la que aspiran los diarios de la burguesía venezolana es a re - editar el festín de dólares y de chantajes que están acostumbrados hacer cuando no se les complace. Tal como sucedió durante el gobierno de Luis Herrera cuando fue aniquilado política y mediáticamente por prohibir la publicidad de licor y cigarrillos o con Jaime Lusinchi cuando detuvo la entrega del flujo de dólares preferenciales desatándose contra él una feroz campaña dirigida a destruir su ya debilitada imagen.

Sr. Presidente, ¡que la prensa burguesa vaya a buscar sus dólares a las tasas correspondientes!,  ¡que sus pautas publicitarias la resuelvan con el empresariado  privado!, ¿son o no son independientes del gobierno? ¿Hasta cuándo tanto chantaje? Duro Sr. Presidente, ¡Cero preferencias! Ya basta de tanto parasitismo burgués.

La SIP...otra vez
 
Design and SEO by Webmedie
SEO Bredbånd Udvikling Internet