MANIFIESTO DE LUCHA POR LA VIDA EN CONTRA DEL SISTEMA CAPITALISTA PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
COMUNAS - Producción
Escrito por MOVIMIENTOS POPULARES EN LUCHA POR LA TIERRA Y EL AGUA   
Lunes, 21 de Marzo de 2016 03:02

MANIFIESTO DE LOS MOVIMIENTOS POPULARES EN LUCHA POR LA TIERRA Y EL AGUA

El pasado miércoles 24 de febrero el Gobierno Nacional activó el llamado Motor Minero como parte de sus acciones para, aparentemente, superar el rentismo petrolero y fortalecer el aparato productivo del país.

En un mundo donde se acentúan constantemente las desigualdades entre países y personas, donde la militarización de territorios está a la orden del día, donde se promueve el hambre y la pobreza como estrategias para disminuir la población mundial y donde las condiciones que hacen posible la vida son cada vez menores, la decisión de activar el Arco Minero del Orinoco NO SUPERA el rentismo, NO FORTALECE el aparato productivo y NO RESUELVE los graves problemas de nuestros tiempos.EL EXTRACTIVISMO ES LA PRIMERA FORMA DE CONVERSIÓN DE LA NATURALEZA EN MERCANCÍA, ES UNA GUERRA CONTRA LOS PUEBLOS QUE SOLO TRAE CAOS, DESOLACIÓN Y MUERTE: por cada gramo de oro extraído se utilizan entre 450 y 1.060 litros de agua. Si tomamos en cuenta las estimaciones de “producción” del Ministro Eulogio Del Pino, por cada 100 toneladas anuales de oro estarían utilizándose entre 45 mil y 106 mil millones de litros de agua. Es el equivalente a juntar, una tras otra, entre 18.000 y 42.400 piscinas olímpicas de aproximadamente 50 metros de largo y con un volumen de 2.500.000 litros de agua cada una. Y, sin embargo, ésta sigue siendo una cantidad inaprensible. EL AGUA QUE NOS NIEGAN LA MINERÍA LA ENVENENA. ¿Sabías que sólo el 2% del oro extraído en el mundo se utiliza en tecnología? El resto es lujos y especulación bancaria. A estas consecuencias se le suma la gran cantidad de bosques deforestados, extinguiendo especies animales y vegetales.

Hacemos especial énfasis en las devastaciones al sur de África provocadas por empresas como la Gold Reserve. Esto también viene ocurriendo sistemáticamente en territorios ancestrales latinoamericanos. En este sentido, recordamos las luchas en contra de la explotación del carbón en el estado Zulia de Venezuela. Nos seguimos oponiendo a las acciones violentas, elevando las voces que busquen revertir las contradicciones del modelo imperante, desde y hacia el respeto a nuestras tierras. Dijo el presidente Chávez que entre los ríos, la naturaleza y el carbón, se quedaba con los ríos y los bosques… que el carbón puede quedarse “allá abajo”. En el caso del “Arco Minero” de Guayana, recordemos que esa bio-región representa las tierras más antiguas del planeta y una de las reservas de agua más pura en todo el mundo. ¿Primero la economía o primero la ecología?

Es por ello que no podemos seguir defendiendo y proclamando nuestra meta de ser un “País Potencia” desde lógicas depredadoras que hipotecan la vida al contabilizar la naturaleza como reserva monetaria para cumplir con los pagos de deuda. ¿Es riqueza cobrar una renta extractiva sobre la base de la destrucción de la vida natural y social? ¿DE QUÉ INDEPENDENCIA Y SOBERANÍA ESTAMOS HABLANDO SI NOS POSEEN Y DOMINAN LOS CAPITALES EXTRANJEROS INVERTIDOS EN 12% DEL TERRITORIO NACIONAL? ¿Cuáles son esas empresas y cuál es su prontuario?

En estos momentos hay que pasar de la crítica al mal desarrollo, hacia el debate sobre las alternativas a éste. REQUERIMOS DE PROPUESTAS QUE DIFIERAN CON LA HEGEMONÍA DE LOS PAÍSES OPULENTOS, que ahuyenten a todos esas empresas que ansían nuestros minerales, y desde las posturas que reivindican y promueven la producción nacional para la generación de bienes y servicios de consumo CONSCIENTE, eficiente y responsable, así como el fortalecimiento de la organización popular de prosumidores, garantizando redes de redes para el autoabastecimiento local de las comunidades.

Debemos profundizar el gran debate nacional para construir colectivamente AGENDAS DE TRANSICIONES AL POST-EXTRACTIVISMO, trascendiendo las lógicas capitalistas basadas en la expoliación de territorios y pueblos, que aniquilan historias, sentimientos y espiritualidades. En ese sentido, planteamos algunos puntos que consideramos transversales:

  • Optimizar nuestros actuales sistemas de prestación de energía (hidroeléctrica, termoeléctrica, gasífera, entre otras) de manera eficiente para lograr un real abastecimiento en nuestro país.

  • Disminuir nuestros patrones de producción y consumo, ya que siguen vinculados con la lógica del desarrollo capitalista. ¿Puede combatirse el imperialismo si nuestros modos de vida son igualmente imperiales?

  • Dar un GOLPE DE TIMÓN AL PLAN DE LA PATRIA, exaltando el giro biocéntrico del Quinto Objetivo Histórico como base fundamental para la preservación de nuestra existencia y de la vida actual que nos acompaña, asumiendo la gran labor de velar por el respeto y protección de nuestro patrimonio. LA NATURALEZA ES NUESTRA PRINCIPAL RIQUEZA, DESPUÉS DE LA RIQUEZA MORAL Y DE NUESTRO PROPIO PUEBLO.

  • Asumir como política de Estado una economía decrecentista, basada en el cuidado mutuo y la reproducción de la vida, no en la generación de “impactos positivos al PIB” a costa de la destrucción de nuestro macizo guayanés.

  • Promover esquemas de reocupación territorial que disminuyan la alta densidad poblacional de nuestras ciudades, impulsando la agricultura en diversas escalas y estimulando actividades productivas comunitarias sostenibles al abolir impuestos a los más necesitados pechando a la banca nacional y a las grandes empresas, particularmente aquellas que generen devastaciones ambientales.

  • Pedimos que sean detenidas las concesiones firmadas con la empresa Gold Reserve y otras transnacionales mineras.

Reivindicamos la lucha histórica por la vida y para la vida. Sabemos que para las futuras generaciones es imprescindible el aire para respirar y el agua para beber. Se convierte en deber exigir, a los distintos proyectos político-partidistas en disputa en el país, así como a todos los seres humanos que poblamos este único planeta todavía habitable, tomar conciencia, reconocer y aprender de las formas de subsistencia armoniosas y respetuosas, basadas en el BUEN VIVIR de los pueblos, que han resistido y luchado históricamente desde la cooperación, la solidaridad y la convivencia sana, por la paz y por la vida de los muchos mundos que habitan la cintura cósmica del Sur.


¡POR MUNDOS ECOLÓGICAMENTE SUSTENTABLES Y SOCIALMENTE JUSTOS!

¡NO MÁS TALADROS, EXCAVADORAS Y CIANURO!

¡QUEREMOS AIRE, AGUA, Y DIVERSIDAD!

¡SI A LA VIDA, NO A LA MINERÍA!


 

“La esperanza no es la certeza de que algo pasará,

sino de que algo tiene sentido, pase lo que pase”

Gustavo Esteva


MANIFIESTO DE LUCHA POR LA VIDA EN CONTRA DEL SISTEMA CAPITALISTA
 
Design and SEO by Webmedie
SEO Bredbånd Udvikling Internet