En defensa de la Renta Petrolera y la Soberanía Económica (Parte I) PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
NOTICIAS - Opinión
Escrito por Marea Socialista   
Viernes, 29 de Agosto de 2014 00:07

Contrastes del Trabajo a favor del Capital: ¿quién pierde y quién gana ?

Trabajo vs. Capital

En la presentación que sigue, se puede revisar, en números, tres claves económicas fundamentales de la situación actual del país y del pueblo que vive de su trabajo: a) la evolución del salario mínimo y como éste se fue licuando de acuerdo a la inflación. b) La composición del presupuesto anual de la Republica y,  c) el otorgamiento de dólares para la importación, provenientes de la Renta Petrolera. Y también como se distribuye nuestra población en relación al poder adquisitivo de cada franja social. Con este trabajo de investigación realizado por Marea Socialista y este artículo, damos inicio a una campaña nacional para desnudar la Estafa que está sufriendo el país. Y construir propuestas surgidas del debate que pretendemos realizar junto al pueblo trabajador, para defender esa Renta de la voracidad del capital y la burocracia y para luchar por instalar la definitiva soberanía económica de nuestro país.

La mitad de los recursos del presupuesto nacional lo aporta el trabajo

Para el año 2014 el total de los ingresos del presupuesto nacional, es decir los recursos con que se solventan los gastos e inversiones que realizará el Estado en este periodo, es de Bs. 552.632.553.461.   Lo interesante en este caso es revisar como casi el 43% lo aportan impuestos indirectos como el IVA, y los impuestos al alcohol y los cigarrillos, impuestos que paga toda la población sin distintos de salarios o de nivel adquisitivo. Mientras que las empresas o las figuras jurídicas aportan como impuestos a las rentas apenas el 13,9 de esos ingresos. Y el aporte fiscal petrolero es decir las regalías al estado que pagan las empresas por la extracción del petróleo es del 20% de los ingresos de ese Presupuesto. El aporte mayor, también en el caso fiscal, es del propio estado a través de PDVSA.

¿Quién se lleva los dólares de la Renta?

La Renta Petrolera se puede medir por los dólares que PDVSA factura por el petróleo producido anualmente. Es decir, si aceptamos los informes del presidente de la petrolera estatal, Rafael Ramírez, que repite públicamente que la empresa produce 2.500.000 barriles al año y aceptamos que la mayoría absoluta de esa producción va a la exportación, estamos hablando de que anualmente a un precio promedio de 100 dólares el barril, PDVSA factura alrededor de 92.000 millones de dólares en los últimos años.

Una vez que PDVSA paga sus gastos operativos, muchos de ellos en bolívares, y sus inversiones y deudas, que es, según el último dato confiable de unos 30.000 millones de dólares, hay 60.000 millones de dólares anuales. Estos se distribuyen a través de CADIVI y los bancos privados que manejan arbitrariamente los otorgamientos de esas divisas, para las importaciones. En el cuadro elaborado por Gavazut Bianco, surge que del total de empresas que han recibido divisas desde que está instalado el control de cambios, que son 10.374, las primeras 100 de ellas, es decir menos del 1% recibieron un 45% del total de las divisas otorgadas por el estado para la importación. Como en el país es ilegal pagar en dólares cualquier servicio, inversión o gasto, esto significa que esos dólares deben haber sido utilizados para la importación. De esto se sigue que casi la mitad de todos los dólares entregados por el sistema que manejan CADIVI para el sector privado, a través los bancos, fueron a esas 100 grandes empresas.

Otro dato fundamental a tomar en cuenta es que todos los dólares otorgados por CADIVI a los privados desde hasta el 2012, fecha que hay datos completos, suman unos 190.000 millones de dólares, cifra extrañamente coincidente con los depósitos en el exterior que hasta ese mismo año tenían ciudadanos venezolanos, según el Banco Central de Venezuela.

El SICAD II y la liberación del dólar

El nuevo mecanismo de cambios presentado como necesario para controlar la especulación con el dólar paralelo, tiene en realidad otros objetivos. En primer lugar es el punto de acuerdo logrado en las mesas de Paz Económica para liberar el acceso de dólares a los empresarios privados. Y en segundo lugar se está produciendo un enorme ajuste fiscal, es decir el aporte fiscal petrolero que significaba para el presupuesto nacional calculado a Bs. 6.30, por dólar, un aporte de apenas el 20% del total de los ingreso, hoy cuando PDVSA venda sus dólares a ese tipo de cambio es decir a Bs. 50 ese aporte se habrá reducido en 8 veces.

Cuando escuchamos que desde el City Bank y el Bank of América de Estados Unidos, del FMI y el Banco Mundial, de Fedecamaras y de los principales grupos empresarios que operan en el país felicitan este nuevo sistema de cambios, la razón principal es que ha crecido la masa de dólares de la renta petrolera para distribuir entre el sector empresarial privado.

Quién gana y quien pierde

Lo que estamos viendo en los últimos tiempos es una transferencia monumental de los recursos del país que pasan del disfrute popular a la acumulación privada de capital.

El salario directo se evapora por el proceso inflacionario, el salario social, misiones y otros, pierden gran parte de su financiamiento y amenazan con desaparecer. Y la soberanía económica en la que se avanzó con el control y la distribución de la Renta por parte del Estado, está siendo entregada a la “mano invisible” del Mercado. Así las cosas, gana el capital y pierde el trabajo. Esta es la verdad de lo que está saliendo de las Mesas de la Verdad Económica. Claramente va ganando el capital y pierde el trabajo.

PRIMER CONTRASTE

Entre quienes ganamos de 1 a 4 Salarios Mínimos nos encontramos la mayoría de la población, es decir, la base social explotada del país.

La disposición de cambio en el pueblo que se hizo evidente en 1989 y que llevó a Chávez al gobierno son dos conquistas políticas  descomunales.   Debido a esto se pudo detener la debacle hacia donde la burguesía  nacional y extranjera llevaba al país. Aunque el salario  mínimo tuvo una recuperación, lo sorprendente fue el  avance en el crecimiento, distribución y control de la Renta Petrolera que se tradujo en un aumento  significativo de la Inversión y el Salario Social.

Sin embargo, y hay que decirlo: el Salario Mínimo no sale de la inmensa trampa que privilegia impunemente a empresarios, importadores, banqueros y comerciantes nacionales y extranjeros con acceso a dólares preferenciales, pero que fijan sus precios de obras, mercancías y servicios  a precios de dólar paralelo. Es decir, la gran  mayoría del pueblo ve pulverizado su salario debido a tres factores de la Lógica Especulativa del Capital: inflación, devaluación de la moneda y un IVA del 12% que rompe  records anuales de recaudación a costa de los que viven únicamente de su trabajo y que para nada les sirve un Salario Mínimo calculado a 6,30 x dólar oficial.

SEGUNDO CONTRASTE

Sepámoslo de una vez, los Asalariados somos los que aportamos más al Presupuesto Nacional (PNR): tributamos  43,42% en Impuestos Indirectos (los más regresivos porque los paga únicamente el consumidor final),  más que la Burguesía que tributa por debajo del 13,9% en ISR y lo insólito... más del doble del Aporte Fiscal Petrolero (20,73%) para este año 2014.

Primera conclusión: en  Venezuela “PAGAN MÁS LOS QUE MENOS TIENEN”.

Pero por otra parte, venimos de un Control de Cambio flexibilizado a favor del Capital a través de 28 Convenios Cambiarios que casi lo han desaparecido.

Ahora con el SICAD II el costo del Aporte Fiscal Petrolero al PNR  se reduce en dólares y se multiplica en bolívares en casi 8 veces, lo mismo pasa con los dueños de empresas trasnacionales y nacionales  privadas que poseen o especulan con el dólar, quienes verán reducidos sus costos laborales también en 8 veces y acumularán 8 veces más dólares.  Por supuesto, esto no pasará con el IVA y los demás Impuestos Indirectos que crecerán debido a la presión inflacionaria y continuarán destruyendo el salario.

Segunda conclusión: El aumento a partir del 1° de  Mayo es insuficiente y no se justifica frente a los   inmensos ahorros que está   haciendo el gobierno con los aportes de la Renta Petrolera al Presupuesto Nacional de la República.

CONTRASTE MAYOR:

“El Presupuesto en Dólares que controla el Banco Central de Venezuela (BCV)”

La siguiente Tabla referencial (se puede ver en: Dólares de maletín, empresas extranjeras y modelo económico socialista: ¡ensayo sorprendente!) no incluye divisas asignadas vía SITME, RUSAD, SUCRE, fondos ni instituciones públicas. Y solo vamos a citar, de esta investigación mucho más completa y detallada, algunas lecturas que hace el autor, Luis Enrique Gavazut Bianco, de las empresas que solicitaron divisas a CADIVI y que fueron otorgadas por el BCV durante el periodo del 2004 al 2012:

 

· A cada una de las 100 primeras empresas CADIVI les aprobó un total de 388.529  solicitudes de divisas, es decir: ¡1,2 solicitudes diarias a lo largo de 9 años consecutivos sin interrupción!

 

·         Las 100 primeras empresas obtuvieron casi la mitad de los 180.568 millones de US$ otorgados a lo largo de los 9 años del período analizado.

·         Las 5 empresas que más divisas recibieron, acumularon casi el 10% de todas las divisas otorgadas; es decir, 1 de cada 10 dólares otorgados por CADIVI a lo largo de 9 años fueron a parar a manos de (en orden descendente): General Motors Venezolana, C.A.-   Sidor, C.A. (Techint) - Telcel, C.A. - Toyota de Venezuela, C.A. y Ford Motor de  Venezuela, S.A.    Pero si continuamos con  las 10 empresas que siguen, sumadas a las 5 anteriores, se llevaron el 20% de todas las divisas otorgadas, es decir, 2 de cada 10       dólares fueron a parar a manos de tan solo 15 empresas: 4 de capital privado nacional y 11 multinacionales extranjeras.

Última conclusión: ¡Sin Golpe de Timón no hay Plan de la Patria!  Esto significa una nueva Revolución que conduzca a otro Estado que regule a favor del Trabajo, bajo la codirección del Poder Constituyente del Pueblo Trabajador, con medidas anticapitalistas que comiencen a desmontar el viejo Estado que solo le sirve a la Burguesía Nacional y Extranjera, pero también a la Burocracia Corrupta que acumula delictualmente capital a costa de la Renta Petrolera y de este Segundo Presupuesto Nacional donde queda excluida la gran mayoría de la población del país.

En defensa de la Renta Petrolera y la Soberanía Económica (Parte I)
 
Design and SEO by Webmedie
SEO Bredbånd Udvikling Internet