La última cena PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
NOTICIAS - Opinión
Escrito por Jesús Bermúdez   
Viernes, 29 de Agosto de 2014 00:31

Al sonido de la Opera Rock del segundo álbum de la banda española el  Mägo de Oz denominado: Jesús de Chamberí, y su canción N°12: “La Última Cena”, escribo estas líneas frente a un mural pictórico del mismo nombre, ubicado en una de las paredes donde funciona la Panadería el Panal, de la Fundación Alexis Vive, en la zona central del 23 de Enero.

 

Ambas piezas artísticas, el musical del “Mago de Oz” (que invitamos a escuchar) y el mural del Alexis Vive (al que  invitamos a ver)  están  inspiradas en la obra pictórica: “La Última Cena” de Leonardo Da Vinci destacando en común su mensaje de irreverencia, esperanza y de buenaventura a los pobres y a los que luchan contra el poder.

En verdad, “La Última Cena” es un evento reseñado por la cristiandad desde sus primeros tiempos; Jesucristo (en un acto colectivo de supremo significado) invita a cenar por última vez a sus seguidores más cercanos, exhortándolos a brindar en su memoria y hablar de él, anunciando: 1. La traición de uno de los comensales, 2. Su asesinato y 3. La persecución del que van a ser objeto el resto de sus acompañantes; creando un clima de zozobra y malestar entre los asistentes a la cena, evento captado magistralmente 14 siglos más tarde por el lienzo de Leonardo Da Vinci.

Hoy, a pocos días de la Semana Santa, nos hace falta una Gran Cena entre todos los venezolanos de buena voluntad, con sus diferencias, posiciones y principios de toda naturaleza, la idea: reconocernos como hermanos, sin embargo tengo mis recelos; al topar con la iglesia y sus ceremonias propias de los tiempos por venir, algunos de sus miembros, se han dedicado en los últimos años a otras predicas que hace difícil un clima de convivencia.

Indudablemente, la palabra de Cristo, se ha visto mermado en buena parte por culpa de algunos miembros de la iglesia católica venezolana que, durante los últimos años se han dedicado a politizar el mensaje de Dios a favor de las élites de poder que ellos representan y no al pueblo de Dios. Atizan el fuego impidiendo las condiciones necesarias para el momento que reclama la patria: Dialogo y Paz; ¡ojala me equivoque!, y que en esta Semana Santa no presenciemos (como en otras oportunidades) en las iglesias mítines políticos parcializados y, que todos podamos compartir y celebrar el anuncio de la “buena nueva” en la Gran Cena para construir el camino hacia la Paz de la República.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

La última cena
 
Design and SEO by Webmedie
SEO Bredbånd Udvikling Internet