La Comuna, célula fundamental del Socialismo en Venezuela PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
COMUNAS - Conocimiento
Escrito por ETC   
Viernes, 05 de Septiembre de 2014 19:00

La Comuna nace con el surgimiento de la humanidad

 

Hablar de Comunas es hablar de la humanidad misma, porque sobre los hombros de estas, fue como la humanidad supero las dificultades que como especie hemos tenido. Es indudable que las formas comunales de relacionarnos, son el pié de cría de la humanidad y tiene que haber sido así, para que pudiéramos haber vencido las enormes limitaciones y desventajas que tenemos con respecto a otras especies animales. Fue nuestro gregarismo, la conducta natural de manada, de colectivo, la que nos permitió superar a las gigantes especies que nos acompañaban en los primeros años de existencia para convertirnos en el humano habilidoso y pensante, con capacidad de crear tanto herramientas para mejorar la actividad productiva, como instrumentos de defensa y de transformación para sobrevivir en el difícil entorno ambiental con que se encontró el humano en sus inicios.

Son demasiadas las huellas colectivas comunales que el humano ha dejado, para que todavía a estas alturas se nos quiera hacer creer en lo individual o familiar como los motores del avance de la humanidad hasta los estadios que tenemos hoy. En las cuevas, en los instrumentos de trabajo por muy sencillos que estos sean, en las formas de protegerse de la intemperie, hay detalles que muestran que fueron hechos por grupos humanos relativamente grandes y organizados. Hay muestras de ello en demasía, tanto en el paleolítico como en el neolítico.

 

 

La Comuna ha estado siempre allí, para venir en ayuda cuando el humano la  solicita. En los peores momentos, cuando se asoman los peligros de desintegración social, la forma comunal de sociedad se aparece como el mejor instrumento para el reordenamiento humano. Las clases que parasitaria mente se han apoyado en otras clases para existir, pretenden negar el papel de las comunas para ser lo que hemos sido. Se pretende hacer ver que la historia humana se construye con las capacidades individuales, los genios, los superhéroes, los más aptos, apoyándose en una sociología darwinista, diseñada para negar lo colectivo y solidario.

La Comuna en el Socialismo del siglo XXI

En estos momentos cuando nos planteamos el socialismo en Venezuela y la crisis mundial del capitalismo nos anuncia difíciles situaciones para los pueblos, las formas comunales de relacionarnos los humanos, cobran vida gigante como real alternativa ante la hecatombe capitalista. Para el socialismo porque se coloca como el cuerpo social necesario para la socialización. Y para superar la crisis porque la inmensa riqueza que estamos en capacidad de producir, puede ser orientada para resolver los grandes males que ha generado el capitalismo para la mayor parte de los pueblos del mundo.

 

Es la gran oportunidad y no podemos despreciarla. La Comuna no es ajena a nosotros, la tenemos entre nuestros pueblos originarios y la tenemos a lo largo de toda la historia de la humanidad. No nos queda sino retomarla y traerla a nuestra memoria, hacerla presente, porque no es utopía, es real. Es experiencia vivida. Pongamos todas nuestras sabidurías al servicio de la Comuna de hoy y veremos un mañana feliz. Sin explotados, ni explotadores, sin dominantes, ni dominados, sin opresores ni oprimidos.

 

Nuestra revolución encontró un sujeto real, repetidamente anunciado por el Presidente Chávez quien lo llamó  el 5to. Motor que no es más que construir el espacio en el cual se aniquilen las relaciones sociales de producción capitalista y se construyan las relaciones sociales de producción socialistas, donde los humanos estemos de tu a tu, sin ninguna diferencia social que nos separe como humanos. En la comuna desplegaremos todas nuestras capacidades para el bien común.

 

Como vemos La Comuna en Venezuela

 

Nos planteamos, la Comuna constituida por un grupo de seres humanos comúnmente ubicados espacialmente en un mismo territorio; donde la posesión de la tierra es común y por supuesto su uso es común. Se tiene la posesión común de otros medios de producción como edificios, maquinas, equipos; la producción de riqueza social y la distribución de esta se hace en forma común tomando en cuenta las desigualdades humanas para una justa distribución; hay intereses comunes, lazos de solidaridad permanentes, arraigos históricos y culturales sólidos y estables, cooperación consciente y autogestionaria; principios de apoyo y ayuda mutua; es decir, vida permanentemente común con bases productivas y sociales reales para ser comunidad y reproducirse como comunidad en forma continua.

 

No entendemos tanta confusión con una relación social tan trajinada por los humanos. La ambigüedad de algunos funcionarios del gobierno, están buscando respuestas donde no las encontrarán, porque no han acudido a la experiencia humana. Hagámoslo y saldremos de dudas.

 

 

Relaciones sociales dentro de un Chabono de La Comuna Indígena Yanomami

Claves de la definición Comunal

 

Destacan algunas claves en esta definición como elementos básicos de la Comuna:

 

1.  Su carácter de sociedad humana con nuevas relaciones sociales de producción para otro modo de vida distinta al capitalismo.

 

2.  Conformada para desarrollar la vida en forma integral, no fracturada.

 

3.  Se desarrolla en un mismo territorio.

 

4.  La posesión de la tierra y su uso es común.

 

5.  Todos los medios de producción son de posesión1 común.

 

6.  La distribución de la riqueza creada por el esfuerzo de todos, es distribuida colectivamente donde se incluirá el aporte de la Comuna al resto de la sociedad.

 

7.  Los intereses de los comuneros deben ser comunes.

 

8.  Permite estabilidad en los lazos de solidaridad, arraigos históricos y culturales.

 

9.  La cooperación es consciente y autogestionaria.

10. Las relaciones están sostenidas sobre el apoyo y la ayuda mutua.

 

11. El proceso de creación de riqueza debe garantizar la sustentabilidad y la continuidad de la comuna.

 

 

La vida en las comunas se desarrolla en forma integral, armónica y solidaria.

La necesidad de desmontar el estado Burgués existente

 

Sin duda, el Estado es una maquinaria con la cual una clase le impone su dominación a la(s) otra(s). El Estado burgués es esa maquinaria con que los capitalistas nos imponen su dictadura a los trabajadores. Con este instrumento de represión y consenso, la burguesía se permite consolidar sus mecanismos de explotación a través de sostener vía Estado, las políticas de salarios, precios, intereses, rentas que afectan fundamentalmente a aquellos que sólo tenemos la fuerza de trabajo como único medio de sustento.

 

Hoy este Estado, aunque está en manos de una corriente progresista que pregona el socialismo, sigue cumpliendo su misma función porque no ha sufrido cambios sustanciales que orienten su papel hacia la real liberación a los trabajadores, del yugo del capital.

 

Desmontar ese aparato de dominación, pasa por llevar a cabo la explosión comunal, que no es otra cosa que poblar de comunas todo el territorio nacional para que el Estado Comunal tome su papel liberador.

 

 

El estado burgués maquinaria de dominación sobre los trabajadores

El poder comunal y su organización

 

La Comuna es el cuerpo y cerebro, el Consejo Comunal es el instrumento de Coordinación de las diversas actividades que se desarrollan en la vida de la Comuna. Ese cuerpo y cerebro Comunal, se activa permanentemente en la Asamblea General de la Comuna, desde donde saldrán los planes y decisiones que se aplicarán por los períodos que defina la Asamblea. No podemos olvidar que la Comuna es un cuerpo y cerebro que:

1. Diagnóstica.

 

2. Discute.

3. Planifica.

4. Decide.

5. Legisla.

6. Ejecuta.

7. Evalúa y Juzga.

8. Produce y reproduce la vida.

9. NO SUBDIVIDE, INTEGRA.

De esta manera está dejando atrás el modelo de Estado Burgués que nos presenta los poderes divididos a fin de establecer la dominación a través de las múltiples mediaciones que se establecen entre el Estado y el pueblo, y entre el mismo pueblo–pueblo, lo cual impide que la relación entre nosotros sea más directa y amorosa.

Al realizar el ejercicio del poder popular por la vía del poder comunal, estamos constituyendo un nuevo tipo de Estado que es el Estado Comunal que como dijo Marx es un NO ESTADO.

 

Constituida la Comuna, de su seno saldrá un auténtico Consejo Comunal, cuyo papel será de Coordinar para facilitar que los planes y proyectos de la Comuna, sean ejecutados coordinadamente entre las diferentes Comisiones en que está dividido el trabajo de la Comuna. Con ello, los Consejos Comunales no son un cuerpo divorciado de la comunidad, es decir, unos zapatos sin pies. Ahora ya tiene el pié que no es otra que la Comuna o Comunidad socialista.

La Comuna no puede surgir de la sumatoria de 5 o 7 Consejos Comunales, porque como ya es conocido, estos nacen con los vicios de las anteriores directivas de las asociaciones de vecinos, que luego de constituidas se divorciaban del conjunto de vecinos que las elegían. Es imprescindible, superar el error de haber creado los Consejos Comunales sin haberse constituido las Comunas, ya que estas son el verdadero cuerpo que dará origen a Consejos Comunales con base, de la cual nunca podrán separarse, porque son simplemente órganos de Coordinación de las actividades de la Comuna.

 

Con las Comunas como cuerpo social del socialismo, las relaciones del Estado tienen que ser de recíproco respeto, ya que las instituciones del Estado deben pasar a ser instrumentos para el desarrollo de las nuevas relaciones sociales basadas en las Comunas y no en la propiedad privada.

 

Las premisas sobre las que se levantará el Estado Comunal, son diametralmente opuestas al actual. No será un instrumento de dominación contra el pueblo, sino la vía expedita de su liberación; será el inicio de la extinción del Estado como maquinaria en que unos humanos administran la vida a otros humanos, para convertirse en un administrador de cosas. Así iremos rumbo a superar la prehistoria de la humanidad cerrando el capítulo con el capitalismo para entrar al reino de la libertad.

 

Para entender el nuevo Estado, tenemos que entender los procesos que se van a dar al interior de las Comunas, porque es desde allí, de donde se levantarán las nuevas superestructuras que tendrán como condición la vida comunal. No es legislando a priori como pretenden algunos camaradas del parlamento, la vía para construir el socialismo a partir de las comunas.

 

Relaciones políticas en el modelo comunal de ciudad

La Comuna desde nuestros espacios de vida

Son de importancia vital para impulsar las comunas, la voluntad de los futuros comuneros para emprender la vida en comunas y la  capacidad de los agentes promotores de comunas para hacer comprender el camino comunal que nos lleve a construir la Venezuela Socialista.

 

Si partimos que nuestros espacios serán socialistas compuestos por un tejido de comunas, es necesario estudiar pacientemente, los métodos  de participación colectiva más directos, sin apuros, de la mano con los aspirantes a comuneros y seguro que llegaremos. No son pasos improvisados los que tenemos que dar porque está en juego la esencia del socialismo basado en una novísima experiencia en pleno siglo XXI. La sociedad comunal que nos planteamos, no es un problema de legisladores aislados de los procesos reales. En las definiciones, los diseños y en la construcción de comunas se hace vital la participación de los vecinos (as) y habitantes involucrados, porque es desde su voluntad a ser comuneros y la conciencia plena de lo que esto significa, de donde saldrá la garantía del éxito de esta importante experiencia.

 

Tendrán participación todas las organizaciones e individualidades que hacen vida en un espacio determinado (Consejos Comunales, CTU, Mesas de Agua, Mesas de Energía, Comités de Salud, Grupos Culturales y Deportivos, Asociaciones de Productores y Comerciantes. Organizaciones Religiosas, Medios Alternativos).

 

No puede haber exclusiones de ningún tipo y menos si tomamos en cuenta que es un acto voluntario, no por imposición.

 

 

El gobierno revolucionario tiene un papel muy importante en el proceso de constitución de las Comunas, sin embargo, debe jugarlo en su rol de facilitador y evitar que sus funcionarios suplanten la acción popular, porque de esta dependerá que la explosión comunal sea un hecho real y no una consigna.

En este proceso, todos tenemos que aprender y es un aprendizaje muy duro, porque tendremos que desaprender  mucho de lo mal aprendido de la sociedad capitalista, para deslastrarnos del individualismo expresado en el “protagonismo individual”, el dirigentismo que nos ha sembrado el verticalismo burgués, el vanguardismo impuesto por la desesperación pequeñoburguesa, el academicismo proveniente de las universidades de hábitos elitescos, la pasividad y el oportunismo a la espera de que nos hagan y nos den, la mezquindad y la falta de solidaridad como expresiones de los valores burgueses internalizados por muchos de nosotros; debemos apartar el espíritu de secta y fractura que tenemos, eliminar la poca tendencia que poseemos hacia la necesidad de organizarnos, desechar los localismos y el miedo a los cambios que muchas veces mantenemos, entre otros.

 

Es un aprendizaje recíproco que a la larga debe ser uno sólo, porque somos el mismo pueblo en una tarea única y de trascendental importancia para el socialismo. Romper la pasividad y matar los hábitos burocráticos, es el método que debe guiar a la acción Pueblo - Estado  por el camino comunal que nos planteamos para alcanzar el socialismo.

 

Los consejos de trabajadores creadores de Comunas

 

Creemos que como clase trabajadora en un país en revolución, podemos pasar a jugar un papel clave dentro del 5º. Motor de la revolución que lleva a utilizar todas las potencialidades de un pueblo organizado en comunas o comunidades reales, auténticas.

 

Si definimos a la comuna o comunidad como el sujeto de la revolución del socialismo de la Venezuela del siglo XXI, es porque ella puede ser hoy la síntesis social donde se aglutinan trabajadores fabriles, trabajadores del campo, pequeños productores de la ciudad y el campo, trabajadores intelectuales y artesanos, grupos sociales móviles como estudiantes surgidos del interior de los anteriormente enumerados y sectores excluidos de la producción y el consumo. En los barrios y urbanizaciones de las ciudades, caseríos y aldeas de las zonas rurales, existen las condiciones subjetivas (humanas) para ir creando las condiciones objetivas para la constitución de Comunas o Comunidades verdaderas tal como lo definimos en los párrafos anteriores.

 

Los consejos de trabajadores arma organizativa contra el capitalismo

Es la tarea de la clase trabajadora venezolana, iniciar el proceso de constituir Comunidades en el mejor sentido de su definición, crear junto con los organismos del gobierno generados para eso, las condiciones materiales para que haya un proceso de reestructuración comunal y para eso debe haber una clase trabajadora activa, participativa, protagónica, bien distinta a la que hemos sido hasta ahora, cargada de los resabios que nos siembra el capitalismo y nos refuerza la política del Estado tipo IV República.

 

Para ser constructor de comunidades, la clase trabajadora (manual o intelectual), necesita cambiarse, insertarse en la población, (urbana y rural) donde estimule la participación y el protagonismo popular, lleve orientaciones dirigidas a conformar organizaciones sociales, económicas y políticas que se rijan por modelos de gestión colectiva.

 

Los Consejos de Trabajadores, surgen como el instrumento de lucha de la clase desde las empresas privadas, las que están hoy en manos del Estado, desde las instituciones del Estado. Deben surgir en todo espacio laboral, con autonomía como base, lo cual nos conduzca a darle sangre, auténticamente socialista, al proceso que estamos viviendo. Y una de las principales tareas de los Consejos de Trabajadores, es llenar de sangre revolucionaria salida de los trabajadores para que circule por el torrente sanguíneo de las Comunas. Consejos Autónomos de Trabajadores y Comunas son el camino del socialismo revolucionario.

La Comuna, célula fundamental del Socialismo en Venezuela
 
Design and SEO by Webmedie
SEO Bredbånd Udvikling Internet