La cultura también huele a Petróleo PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
COMUNAS - Cultura
Escrito por Alberto Monteagudo / Cineasta   
Domingo, 26 de Octubre de 2014 21:20

La Escuela de Trabajador@s ha considerado importante colocar este documento escrito en octubre del 2010 por el cineasta, comunicador audiovisual, artista plástico y docente Alberto Monteagudo, debido a su pertinencia y aportes revolucionarios al debate sobre la nueva Ley Orgánica de Cultura. Estamos seguros, que documentos como éste, son una valiosa contribución para profundizar el proceso deliberativo en esta materia esencial para la construcción revolucionaria.

 

Las Leyes Orgánicas tienen solamente a la Constitución como normativa superior. Su  papel es el de interpretar  y ampliar lo que aquella dispone y cuidar que ello se  refleje en  las leyes especiales derivadas o conexas.

En nuestro caso la Ley Orgánica de Cultura  debe  corresponderse  con otras leyes orgánicas ej: Ley del Trabajo ,de educación , de protección al niño, del ambiente , de seguridad de la nación etc. ; y prela sobre leyes especiales como la  Ley Sobre el Derecho de Autor. de Responsabilidad en Radio y Televisión ; de cine ; de depósito legal, de Seguridad Social, del libro , de Ciencia e Innovación  , Artesanía etc.

Instrumentos estos últimos que atienden aspectos puntuales de la aplicación del precepto  constitucional que la Ley Orgánica de Cultura , como se dijo, debe recoger interpretar y ampliar.

Lamentablemente, aunque bajo el título “Ley Orgánica marco y leyes especiales” el proyecto de Ley de la A.N. prescribe que las leyes especiales deben ajustarse a sus lineamientos,  a lo largo de su texto  se olvida consistentemente de aplicarlo.

En efecto ; mientras en disposiciones  tan cruciales como las que se refieren a derechos constitucionales de las autoras  y los autores  ,reconoce la validez  de esperpentos inconstitucionales como la actual Ley de derechos de autor vigente, (a la que junto a otras ; de cine, Lopna,del  libro, de artesanía, Resorte, etc, debe aplicárseles urgentemente las erres de Revisión, Rectificación y Reimpulso) en ningún momento recoge por ejemplo lo establecido en la vieja  Ley del Trabajo (no sabemos cómo quedó en la actual, hoy 2014) cuando garantiza el derecho al disfrute de los  derechos morales y patrimoniales derivados de sus aportes creativos en el desempeño de su labor, a quienes , en relación patrono –asalariado,  modifiquen procesos productivos , máquinas e instrumentos  que deriven en enriquecimiento de su patrono y que no formen parte de su tarea específica.

Igual cosa ocurre con lo que  la misma  prescribe, (capítulo VIII) en relación  a la debida protección de “los actores, músicos, y demás trabajadores intelectuales y culturales, y (Artículo 5°) a la solución “rápida, sencilla y gratuita” de asuntos relacionados con sus“derechos individuales o colectivos”  (tampoco sabemos como quedó en la actual).

Aquí es oportuno  llamar la atención sobre el hecho que , análogamente a lo sucedidocon la Ley Orgánica de Cultura; la A.N. no ha hecho público el texto de la nueva Ley Orgánica del Trabajo, otra Ley estratégica para la construcción del Socialismo del Siglo XXI , y de la que se anuncia su inminente aprobación.

Cuando en el punto 5 del artículo 14 (Cultura y Educación ) se afirma que, en aras a la formación integral de los estudiantes y educadores se hará énfasis en “la defensa de los ecosistemas y su biodiversidad , la preservación del ambiente y la “etnociencia” de los pueblos del mundo , no solo se están mezclando mangos con naranjas, sino que se está incluyendo una rama de la antropología, como si fuera un elemento “a preservar”,equiparable al ambiente o la biodiversidad.

Aquí cabía agregar  que la etnociencia,( o antropología cognitiva), es una disciplina que si bien  es reconocida como  una  importante y valiosa corriente dentro de los estudios de las personas, sus herramientas y sus significados; es también  objeto de bien fundadas  críticas.

A este tipo de elementos , de por sí extraños y controversiales, el proyecto añade uno que no recordamos estuviera incluido en alguno  de los anteriores : Las Zonas Culturales Especiales .

Como indica  su enunciado, la creación de tal figura  se justifica  en la intención de“preservar el acervo cultural de una determinada localidad” para que “no sean penetradas por prácticas hegemónicas que afecten la memoria histórica y con ello sembrar el desarraigo”

Tal postura refleja  una visión paternalista lineal y  limitada , cultural , política e ideológicamente conservadora y reaccionaria , cuyo resultado, como ha sido harto comprobado en la práctica, termina contradiciendo  el propósito invocado.

Cabría preguntarse si por ejemplo, la presencia de Infocentros o el uso de  celulares de última generación , pudiera interpretarse como una de las vías para la penetración de las tales prácticas hegemónicas.

La intención de crear esas “burbujas eco-sociales” asépticas e incontaminadas,  es muy afín al pensamiento purista neoconservador (léase  fascista).

Quienes suelen beneficiarse de tales “santuarios” son los llamados “operadores” de la industria turística transnacional y de la “banca genética” de las  corporaciones transnacionales agroindustriales y farmacéuticas; precisamente dos de  las actividades mas eco- culturicidas.

Por este tipo de cosas es que cabe preguntarse si las fallas a lo largo de todo este proyecto, son resultado de ignorancia , descuido , o de  un propósito deliberado de oscurecer ( o escamotear ) , detrás de una redacción grandilocuente , abundosa y redundante, lo que puede expresarse en términos sencillos de inequívoca interpretación. Así entendemos nosotras y nosotros que se habla entre Revolucionarios.

El clásico dicho :”Hecha la Ley; hecha la trampa” campeó durante ese triste período de nuestro país en el que los partidos , lejos de defender los intereses nacionales , indignamente se prestaron para la neocolonización y el saqueo .

Triste episodio  ese de la “Democracia Puntofijista” ; escenografía para ocultar  una insidiosa y criminal dictadura de baja intensidad ,que día a día apretaba el dogal con que se pretendió inútilmente, inmovilizar y rendir  a un bravo pueblo libertario.

Lamentablemente , aquella vieja  conseja, volvió a  cobrar vigencia durante el período de cohabitación parlamentaria con la oposición golpista en la que  los lobbys corporativos y sus abogados estuvieron muy activos cuando se intentaban nuevas legislaciones que amenazaban sus intereses. Varias son las Leyes penetradas por el quintacolumnismo, a las que habría que reformar si queremos avanzar hacia el Socialismo del sigloXXI.

Un ejemplo paradigmático es precisamente la Ley Orgánica de Cultura .

Mas de una decena de proyectos pasaron por la Asamblea Nacional al dia de  hoy.

Hasta uno,  aprobado  en primera discusión con el entusiasta voto de nuestros diputados, que gracias a un grupo de patriotas declarados  en alerta activa y militante , también sacamos de jonrón como a todos los anteriores.

Este tortuoso camino comenzó con el intento de colar ,bajo la consigna de Revolución Cultural, la Ley Espinosa –Meier ,  que detrás de una  “ pulcra y profesional construcción jurídica”  escondía un proyecto  preñado de malas intenciones, dictado por la “Industria Cultural Corporativa Transnacional”.

Uno de ellos  la Ley de Mecenazgo , que de haberse aprobado, hoy , estratégicas ( y comercialmente lucrativas)  áreas culturales ,estarían cooptadas por los mercaderes del templo.

Lo que por cierto no impidió que , irónicamente , y  gracias a las facultades discrecionales del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, los espacios museísticos ganados por y para el pueblo, fueran graciosamente  cedidos a  la Exxon ; Coca Cola, Pepsicola,Harina Pan , Direct tv y Pirelli, como sedes para  sus muy culturales  Public- relations.

Para los olvidadizos recomendamos ver en Youtube los videos donde el Presidente Chavez y el Ministro de Minas e Hidrocarburos denuncian a la Exxon Móvil por su artera agresión a Venezuela , al incoar en tribunales internacionales, sendas demandas , tanto contra  Pdvsa, como contra la propia  Nación.

También revisar la información disponible sobre los dos juicios contra el presidente Chávez adelantados por Enrique Meier ; uno, por las acciones de rescate del secuestrado buque petrolero Pilín León (ante el mismo Tribunal Supremo de Justicia que sentenció que los militares golpistas estaban preñados de buenas intenciones) y otro (en tribunales españoles ),por crímenes de lesa humanidad.

Todos estos hechos  deberían bastar para sacar importantes (y preocupantes )conclusiones

Exxon- Meier- Ministerios complacientes- vacíos legislativos- discrecionalidad burocrática  – derecha endógena- ignorancia y flojera – debilidad ideológica - negligencia legislativa, ausencia del Poder Popular originario.

 

¡La cultura también me huele a petróleo Sancho! ¡Arre ¡ Hacia la Constituyente Cultural Revolucionaria!

No a la aprobación de una Ley Orgánica de Cultura chucuta ,improvisada y fraudulenta.

¡Hacia una verdadera Constituyente Cultural  para una Ley verdaderamente Revolucionaria.!

 

Alberto Monteagudo

Comunicador audiovisual –Artista plástico , Docente

 

Caracas 10 de noviembre de 2010

La cultura también huele a Petróleo
 
Design and SEO by Webmedie
SEO Bredbånd Udvikling Internet